Imprimir esta página
11
Julio

XVII Jornadas Nacionales de Jóvenes Sordociegos

IMG 20190707 095553 308

 

Un año más, los jóvenes de ASOCIDE Andalucía tuvimos la oportunidad de disfrutar a tope de las XVII Jornadas de Encuentro de Jóvenes Sordociegos de España, así como de la III Asamblea de Jóvenes Sordociegos de España, que tuvieron lugar del 1 al 7 de julio de 2019, en San Pedro del Pinatar (Región de Murcia).

El 1 y 2 de julio tuvo lugar la III Asamblea de Jóvenes Sordociegos de España.

El 1 de julio, tras nuestra llegada al albergue y cenar, Javier García Pajares (responsable de la comisión de Juventud FASOCIDE) nos dio la bienvenida y presentaciones de los participantes.

El día 2 de julio tuvo lugar la Asamblea propiamente dicha, al término de la cual, nos dimos un chapuzón en la piscina del albergue, donde estuvimos jugando al fútbol con una pelota hinchable. Tras la cena, fuimos a bailar a un pub cercano.

El día 3 de julio comenzaron las XVII Jornadas Nacionales de Jóvenes Sordociegos. La jornada comenzó con una visita a la ciudad de Murcia. Íbamos todos muy elegantes pues a las 12:00 tuvo lugar el acto inaugural en el Ayuntamiento de Murcia (edificio Moneo), al finalizar tuvimos la suerte de escuchar emocionados la historia de superación del sordociego Sergio Romero, que perdió la audición con cinco años y la visión y movilidad de casi todo el cuerpo con 33 años. Para comunicarse creó el sistema de comunicación SERCRI, consistente en la mezcla de signos de la lengua española con el deletreo de letras mayúsculas en su frente. Ha superado con creces todos los retos que se propone y hasta estudia periodismo en la universidad, ¡todo un héroe sin capa!.

Tras la comida Picnic, marchamos en bus rumbo al pueblo Alcantarilla donde visitamos el Museo de la Huerta, en el que pudimos tocar diversos objetos relacionados con la vida campesina, tales como trajes regionales, canastos de esparto, utensilios de labranza y de la vida cotidiana. Finalizamos la visita con una foto de grupo ante la noria que se usa para el regadío. Tras la cena, fuimos a bailar al pub.

Al día siguiente, 4 de julio, nos encaminamos a la playa Villananitos a realizar una actividad Acuática denominada Paddle surf (SUP), una forma de deslizamiento en la que el navegante utiliza un remo para desplazarse sobre el agua mientras permanece primero de rodillas y luego de pie, sobre una tabla de surf. Nos gustó tanto y adquirimos tal velocidad, que repetimos. Este deporte nos ayudó a superar otro reto y adquirir confianza en nosotros mismos. Después nos dimos un baño de barro que nos dejó la piel muy suave, y tras esto, regresamos al albergue para almorzar.

Por la tarde tuvimos el taller Seguridad en las redes sociales impartido por la Policía Nacional, en la que nos daban una serie de consejos para hacer de nuestras redes sociales un lugar más seguro. Al final del taller, a petición de Javier García Pajares que pidió un voluntario, nuestro compañero sordociego Sergio de Córdoba impartió magistralmente una charla sobre el uso del bastón rojo-blanco de las personas sordociegas y cómo actuar con nosotros si nos ven por la calle. Tras la cena, nos fuimos otra vez a bailar al pub.

Al día siguiente, 5 de julio, fuimos al Centro de interpretación Salinas de San Pedro, donde nos explicaron la fauna y flora de la zona, así como la extracción y manipulación de la sal, finalizando la visita con un chapuzón en la playa.

Tras el almuerzo en el albergue, tuvimos por la tarde un ameno taller de sexualidad donde debatimos acerca de la relación de pareja, y nos explicaron diversos conceptos relacionados con el sexo. Nuestros socios Sergio de Córdoba, Rodrigo de Cabra y Javier Gámiz de Granada fueron los que más ideas aportaron al debate, tratando el tema con toda naturalidad, sin tabúes. Al final del mismo nos hicimos la foto de grupo. Después de la cena nos fuimos a bailar al pub.

El día siguiente, 6 de julio, fue una jornada más relajada. Empezamos dividiéndonos en dos grupos (después viceversa), uno de ellos tuvo una sesión de yoga y el otro disfrutó de una experiencia vibracional tibetana con los cuencos tibetanos, es increíble la música que se puede formar con ellos, hasta sentíamos la energía positiva fluir por la sala. Por la tarde disfrutamos de nuestro último chapuzón en la playa (La Manga), y luego nos acicalamos para ir a la cena especial en un restaurante (Pinatar Arena), al acabar disfrutamos de una agradable velada de baile y música.

Al día siguiente, 7 de julio, tuvo lugar la despedida y regreso de los participantes, aguardando con ilusión e impaciencia el próximo encuentro, que, estamos seguros, será igual de divertido.

Estos encuentros son una gran oportunidad de estar con otros amigos sordociegos de toda España, de hablar y compartir experiencias sobre la realidad de nuestro día a día y, sobre todo, de divertirnos mucho. Además, las convivencias son también una oportunidad de acceder a la cultura y de disfrutar de actividades accesibles.

Especialmente, los GILSEs son unos héroes que nos acompañan con esfuerzo, preocupación, y profesionalidad… Compartimos momentos divertidos como una gran familia. ¡Gracias a todos los GILSEs y muchísimas Gracias a Sensi, Lourdes y Miguel!

Autor: Sergio Martín Pavón.

Visto 1548 veces

Este sitio al igual que la mayoría utiliza cookies. Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios y a llevar un análisis estadístico de nuestras visitas.